Email de Contacto:

EMAIL DE CONTACTO: serranofilms@hotmail.com

Páginas vistas en total

martes, 12 de agosto de 2014

THE ALPHABET KILLER (2008): UNA PELI DE CULTO PESE A QUIEN PESE





Más que El Silencio de los Corderos (1991) fue Seven (1995) la culpable de una horda de pelis donde parecían que sólo se buscaba al psicópata asesino más retorcido y aberrante. Seven así fue como la Pulp Fiction del psychothriller (rimbombante palabro para designar un género harto manido) y salieron copias como churros. El delirio a finales de los 90's llegó hasta Resurrection (1999) engendro de lo más simpático, protagonizado por el cara de palo de Christopher Lambert, donde el psicópata de turno quería reconstruir el cuerpo de Cristo con pedazos de cadáveres (!!!)

Cuando ya en el nuevo milenio parecía que esto de los psicópatas resbuscados (y los polis obsesionados) había pasado de moda (o solo se podía encontrar en los fantasmales videoclubs de la era del pirateo digital) unas cuantas pelis nos recordaron que el género podía estar muerto pero no enterrado. Entre los films que nos llegaron (o no llegaron) estaban cosas como Anamorph (2007) protagonizado por un Willem Dafoe alcohólico y maniático de la limpieza a la caza de un psicópata con aspiraciones artísticas (en cuanto a la escultura gore, claro) o WAZ donde la guapísima Melissa George perseguía a un psicópata por Nueva York que mataba a base de ecuaciones matemáticas (???)

Así llegamos al 2008 donde se estrena The Alphabet Killer dirigida por Rob Schmidt, escrita por Tom Malloy (odiado por muchos fans del fantástico por su guión para The Attic, supuesto engendro para el mercado del vídeo ya que yo no lo he visto ni tengo prisa en hacerlo) y protagonizada por la preciosa Eliza Dushku (que ya había trabajado con Schmidt en esa pieza de culto titulada Wrong Turn y traducida aquí como KM. 666)

The Alphabet Killer es la historia de una bonita investigadora (la Dushku, claro) que se obsesiona con el crimen de una niña violada y asesinada. Tanto se obsesiona la Dushku que acaba sufriendo una esquizofrenia galopante que la obliga a dejar su trabajo y su vida...un par de años después (mientras la Dushku se limita a trabajar degradada entre papeleo burocrático) otra niña aparece violada y asesinada y la Dushku acaba de nuevo involucrada en el caso (después de años de terapia que supuestamente la sacaron del manicomio) y perdiendo la razón una vez más...pero claro esta vez averiguará algo más antes de acabar como una puta cabra amarrada de nuevo a una cama del psiquiátrico más cercano...

The Alphabet Killer se estrenó en España en la Semana de Terror de San Sebastian y tras llevarse una buena somanta de palos jamás se ha vuelto a ver el film por nuestro país (yo la copia que tengo es con subtitulos en castellano) y no tengo noticia de que jamás se haya visto más allá de aquel cutre festival hispano en nuestro territorio. Yo la peli la ví en su día sin saber nada de ella y me encantó. Ahora pasados los años volví a revisarla y me sigue encantando. Sin embargo a la amplia mayoria de fans del fantástico mundial el film les parece una puta mierda. Y eso no lo entiendo.

Los 98 minutos de metraje no solo están condimentados con la hermosa presencia de la Dushku sino con una historia que a pesar de los tópicos del género es original en el sentido de que nuestra investigadora maciza está más loca que el psicópata de turno (que en realidad más que psicópata es un simple pederasta que de vez en cuando da rienda suelta a sus instintos) y de hecho ella sola se inventa en realidad el caso, pues la realidad es mucho más simple que sus retorcidas teorías (cosa que aprovechará el asesino de niñas), lo cual tiene su gracia, ya que no estamos ante un malo malísimo ingenioso e inquietante sino más bien ante un desgraciao miserable y torpón perseguido por una tia buenorra que está muy mal de la cabeza...

Así podemos admirar a Eliza Dushku con elegantes trajes pantalón y uniformes de poli dando rienda suelta a nuestro fetichismo sexual más enfermizo. Y es que la Dushku está realmente preciosa en este film y solo por ello la peli ya adquiere categoria de culto absoluto. Pero además la interpretación de la Dushku (impagables sus idas de olla) es espléndida (nunca una chica tan guapa había estado tan loca...y sexy). Aparte de la Dushku contamos con unos actores peculiares: Michael Ironside como eterno antipático y duro del cine, Timothy Hutton en otro de sus papeles intrascendentes que compensa con su envidiable carisma y Martin Donovan en una especie de cameo catatónico...y Tom Noonan con su familiar calvorota.

Me encanta este film porque la Dushku se pasa todo el metraje dando palos de ciego, imaginando teorías dignas del mejor psychothriller y siendo visitada por niñas muertas...Y lo más cachondo es que el film está inspirado en crímenes reales jamás resueltos (algo así como Zodiac pero con niñas) lo que hace más inquietante el final del film (maravilloso el plano y contraplano donde el asesino de niñas sonrie a una niña para que ésta le sonría mientras comulga en la iglesia y acto seguido se pone muy serio dejando a la pobre niña algo más que perpleja...)

La Dushku casi haría una parodia de este papel cuando interpretara en la serie The Big Bang Theory a una agente del FBI que daba por culo a Sheldon y compañía y es que a esta chica lo de ser una agente de la autoridad la pone aún más guapa. Y es que The Alphabet Killer también podría verse como una irónica comedia donde el torpe asesino de la historia se ve superado en torpeza por la guapa policía protagonista. Y luego dicen que este film es una mierda! Pero si es una obra maestra de las interpretaciones contradictorias!
(Eliza Dushku sin uniforme)

En fin, colegas, quien no haya visto la película está viviendo en pecado. Más que nada porque es un buen film para pasar el rato y hacerse una pajilla ante la esplendorosa belleza de la Dushku. Pocas actrices son tan guapas y actuan tan bien, más en un papel difícil como este donde uno nunca sabe donde acaba la brillantez y empieza el ridículo...

La gente ha ignorado esta peli durante estos años pero yo la reivindico. Es una joyita para mi colección, como lo era Wrong Turn. Y al que no le guste que se joda.

Por cierto, Tom Malloy (guionista, productor y actor en el film) aprovechó su condición de guionista para hacer que la Dushku lo morrearse en una escena sin venir a cuento. Así también quiero yo ser guionista, coño!

EN LA OSCURIDAD (2003): REVISANDO UN BODRIO INFUMABLE


Es curiosa la carrera de un director como Jonathan Libesman que actualmente dirige películas de gran presupuesto cuando se estrenó con una mierda como En La Oscuridad (2003) que revisé hace unos días para comprobar si de verdad seguía siendo tan mala como recordaba. Y lo es, ya lo creo.

En realidad el film no es más que un paupérrimo plagio bobalicón de esa obra maestra titulada They (Ellos, 2002) de Robert Harmon (director que ha acabado en la tele, joder) estrenada un año antes. Claro que pelis sobre miedo a la oscuridad hay muchas así que igual no era un plagio...pero vista They poco antes el hedor casi se hace insoportable.

Ultimamente estoy revisando muchas pelis de terror, la mayoría decepciones del pasado a las que quiero dar una nueva oportunidad. De En La Oscuridad lo único interesante es la presencia en el prólogo de Emily Browning que con 14 años ya sabíamos lo guapa que era y lo buenorra que se iba a poner (de hecho después de visionar la peli me puse The Uninvited, por aquí conocida como Presencias Extrañas, donde la Browning ya con 20 añitos estaba en el esplendor de su belleza física)

 (Emily Browning ya crecidita)

Lo dicho, un bodrio infumable que no deberíais ver ni aunque os pagaran. (salvo que seáis fans enfermizos de la Browning). Advertidos quedáis.

jueves, 7 de agosto de 2014

LA PRECIOSA ANAIS POLIOT

Hoy acabo de descubrir a esta preciosidad de chica que se dedica, de momento, a vender ropa interior. Habrá que estar atentos a ella!



GOOD DICK (2008): UNA HISTORIA ROMÁNTICA DIFERENTE


Una peli indie, y solo en una peli indie se pueden dar historias románticas de esta clase, o sea imposibles.

Aquí lo que tenemos es a una chica (que parece la hermana fea de Kristen Stewart) que cada día se alquila un buen puñado de pelis eróticas para masturbarse tranquilamente en su casa (sufre de una extraña aversión al sexo real). Vive en un apartamento que le paga papá (no queda muy claro si papi abusó sexualmente de ella en alguna ocasión), rodeada de restos de comida rápida y sin dar un palo al agua. Vamos, el sueño de todo friki fan del cine (¿o no?) y un día el chico que la atiende en el videoclub se pone muy pesado con el hecho de conocerla, de contactar con ella. Pero ella es muy rara y no quiere relacionarse con la gente. Pero a fuerza de insistir y hacer el tonto el chico se adentra en el amorfo mundo de la chica...cosa que tendrá inesperadas consecuencias...

Bien, ya digo que dentro del mundillo del cine indie este film encaja como un guante, lo cual provocará alergia a muchos. Yo odio a estas alturas el cine indie de los últimos lustros pero aquí se daban ingredientes que a mí no puede por menos que interesarme como el hecho de que una chica que devora cine guarro compulsivamente protagonice un film. También mola la presencia de Martin Starr (ya sabeis, el feo larguirucho y entrañable de films como Adventureland o Supersalidos y series de culto como Freaks And Geeks) aunque en este film, donde aparece con barba, su personaje es meramente anecdótico.

La peli es un proyecto personal de los dos protas del film, o sea Marianna Palka (directora y guionista de la historia) y Jason Ritter (productor e hijo del mítico John Ritter) y como suele pasar en estos proyectos se mezcla lo genial con lo patético y deplorable. En fin, una peli para ver cuando estás muy aburrido y quieres observar la vida de dos personajes más patéticos que uno mismo. El final feliz siempre nos alegra a todos.

Por cierto, creo que el film no se estrenó en España pero si circuló con subtitulos en castellano.

martes, 5 de agosto de 2014

HARDGORE (1976): LA MEJOR PELI DE PORNOGORE DE LA HISTORIA (QUE TAMPOCO ES DECIR MUCHO)


El otro día revisando mis archivos me puse a ver esta guarrería (en el más amplio sentido de la palabra) y la verdad es que no estaba mal...si lo que quieres es una puta bazofia infumable. Pero ahí reside su encanto, no en su manido argumento (una zorra quiere curar su ninfomanía y se ingresa en un sanatorio que resulta estar regentado por una delirante secta satánica...). Supongo que hace años debí reseñarla, pero no me acuerdo. No hay mucho que contar de este infrafilm salvo que está por encima de la media (o sea, de otros productos similares ejecutados en los últimos años, como Porn Of The Dead, por poner un ejemplo claro) y tiene ese encanto de producto roñoso de los 70's. Y es que el encanto de ver porno setentero salpicado de gore hecho con cariño no tiene precio. Impagable la escena donde un tipo se está follando por el culo a una chavala tumbada en una guillotina y cuando la guillotina cae decapitando a la infeliz el tipo se corre y la llena toda de leche...Ni siquiera los productos más modernikis se han atrevido a algo así, a pesar de que ya lo tenemos todo muy visto (sobre todo chorradas presúntamente duras como A Serbian Film, un chiste de la Disney comparado con las salvajadas que se hacían en los 70's, colegas)


En fin, para amantes de lo bizarro y enfermos del sexo recomiendo que se visione el film y os hagais una buena paja porque al fin y al cabo esto no se ve todos los días. Para los demás demostraros que desde este film la unión del porno y el gore nunca ha sido mejor.

Una peli de culto, claro. Quien no la haya visto está viviendo en pecado!